jueves, 11 de marzo de 2010

Madre

Madre:
Ondinas del viento, fulgor y descanso
Sueños compartidos y miradas de llanto
Donde el tiempo se estaciona y las penas
se pasan, ave que rondas mi cama y mis delirios
Paz y consuelo, eterna amiga y confidente
Refugio del mundo agreste
Ruiseñor que dejas el nido, adonde tu vas, llévame contigo.
La dulce figura, bastón y callado, regazo donde todas mis angustias convergen,
encontrando la esperanza de un nuevo amanecer.
Todo eso eres tu, belleza de amor firme y quieto, centinela
de mis sueños todo eso eres tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario